La devastación de los bosques del Cimatario y la construcción del Acueducto.

La devastación de los bosques de El Cimatario consistió en la tala de los árboles nativos de sus bosques y reservas.

LA CONSTRUCCIÓN DEL ACUEDUCTO
La madera era un material indispensable para la construcción del Acueducto. Se requerían grandes cantidades de maderos y vigas para formar la estructura de los arcos. Los bosques localizados en el cerro del Cimatario fueron fuente de esta materia prima. El virrey ordenó que el proceso de tala de dichos bosques respetara los tocones, de manera que los árboles pudieran volver a retoñar después, pero nunca ocurrió.

El bosque estaba poblado por grandes y fuertes encinos, pero se ignoraron las instrucciones del virrey, ocasionando la devastación de los árboles nativos de los bosques de El Cimatario. Se utilizaron selvas enteras sin tomar en cuenta las consecuencias ambientales que una tala de tal magnitud ocasionaría.

REFLEXIÓN SOBRE LA CONSTRUCCIÓN DEL ACUEDUCTO

Las grandes construcciones pueden ser solución a problemas ambientales y, al mismo tiempo, ocasionar nuevas crisis: en este caso, para dar fin a la escasez de agua se arrasó con un bosque de gran importancia para la biodiversidad de la zona. ¿Qué otras infraestructuras se enfrentan al mismo problema? ¿Cómo puede ayudar una perspectiva ambiental a la sustentabilidad de las grandes obras de infraestructura?

Foto de los Arcos en Querétaro

SABÍAS QUÉ…
Hoy en día, el cerro del Cimatario es una reserva natural llamada Parque Nacional El Cimatario y es administrada por el Gobierno de Querétaro. Esta reserva es considerada uno de los más importantes pulmones de la ciudad de Querétaro. Entre sus especies endémicas se encuentran: mezquites, huizaches, nopaleras, y matorrales xerófilos.

Categorías

Compartir con

También te puede interesar

Leyenda e historia de la Casa de la Zacatecana

¿Cuáles son las 4 partes del Acueducto?

¿Qué es y dónde está La Cañada?

Volver al blog